Cómo Vestirse Para Una Entrevista De Trabajo

Conseguir una entrevista de trabajo no es fácil. Ciertos atributos y rasgos de personalidad son comunes entre aquellos que son citados para presentarse a una entrevista personal. Sería lógico que los candidatos en esta fase puedan destacar estos atributos a través de la elección de vestuario en la entrevista de trabajo.

En cualquier situación de entrevista de trabajo, se debe tener cuidado para que coincida con las expectativas de la empresa para el puesto ofertado. Es una apuesta segura suponer que si tiene dudas sobre si su elección de atuendo es demasiado informal, probablemente lo sea. Aquí hay algunas sugerencias que lo ayudarán a vestirse para el trabajo que desea:

Su ropa debe sumar, no provocar perjuicio, su presencia general.

Las líneas clásicas y las prendas sin complicaciones son las mejores. Cuando estás sentado frente al escritorio de un entrevistador, su objetivo es que se concentren en lo que estás diciendo, no en lo que lleva puesto. Por lo tanto, debe evitarse cualquier prenda de vestir que pueda «chirriar».

Elija colores clásicos que denoten responsabilidad y generen respeto.

Ya sea que lo sepamos o no, los humanos estamos conectados para responder a varios colores de diferentes maneras. La psicología del color juega un factor en nuestras reacciones en diferentes situaciones. Por lo tanto, es una apuesta segura seguir una paleta conservadora de negro, blanco, azul oscuro y gris. Dicho esto, si su color favorito es el rojo y refuerza su confianza, incorpórelo de manera pequeña en su atuendo.

Los accesorios necesarios y el maquillaje natural.

Una vez más, su objetivo es que el entrevistador recuerde lo impresionante que es, no lo original que era su corbata o el tono llamativo de su sombra de ojos. Las joyas también deben usarse con moderación. El arte corporal se ha vuelto más prolífico de lo que ha sido en el pasado, pero sigue siendo una apuesta segura cubrirlo durante una entrevista. Mejore y complemente su vestuario, pero piense que con los accesorios «menos es más».

La fragancia debe estimular, no repeler.

Si su colonia o perfume precede a su entrada a una habitación, está usando demasiado. Además de los efectos naturales de demasiada fragancia, el asma, las migrañas y las alergias pueden ser problemas muy reales al interactuar con otros que padezcan esas situaciones médicas. Controle la cantidad de fragancia que usa.

Sea usted misma.

Ahora que ha cubierto todo signo de individualidad con las sugerencias anteriores, ¡no olvide ser usted! A la gente le gusta trabajar con personas, no con robots, y su entrevistador deseará saber quién es usted. Incorpore pequeños elementos distintivos de su personalidad en su atuendo e incluya cosas que le hagan sentir feliz y segura durante su entrevista de trabajo. Pero, de nuevo, atienda a los límites.